La fragilidad de la vida

Me comentaron que al tiempo de morir a un amigo nuestro le oyeron decir: ¡Qué frágiles somos!. Será un tópico de la filosofía en cada época, lo efímero y frágil que es el existir humano.

1 .- ¿Qué dijo la Biblia?

Compara la vida con la neblina o con una hierba que florece por la mañana y por la tarde se seca. Tú pasas por la vida creyendo todo eterno, olvidando su corta duración.

• ¿Qué es el hombre? Se asemeja a un soplo, sus días a una sombra que pasa.
• El hombre dura como la flor del campo, el viento la roza y ya no existe.
• ¡Tengo bienes para muchos años! Dijo Dios: Si te reclaman el alma, lo preparado ¿para quién será?
• ¿Vuestra vida? Neblina que aparece y se desvanece.

mif_vida-085

2 .- Vendrán a la memoria sobre el tema frases y poemas, como este soneto de Francisco de Quevedo:

¿Qué otra cosa es verdad sino pobreza
en esta vida frágil y liviana?
Los dos embustes de la vida humana,
desde la cuna, son honra y riqueza.
.. El tiempo, que ni vuelve ni tropieza,
en horas fugitivas la devana;
y, en errado anhelar, siempre tirana,
la Fortuna fatiga su flaqueza.
.. Vive muerte callada y divertida
la vida misma; la salud es guerra
de su proprio alimento combatida.
.. ¡Oh, cuánto, inadvertido, el hombre yerra:
que en tierra teme que caerá la vida,
y no ve que, en viviendo, cayó en tierra!

3 .- Consejos y testimonio de personas ante su final cercano. Solo importó el amor, lo que de verdad valió la pena y permanece:

– Vive cada día, ama, abraza, ríe siempre que puedas, aprecia la belleza de todo lo que te rodea, mañana puede ser tarde.
– Impregna la vida de ideales justos, tiende una mano si puedes y alguien necesita, no dejes que la vida pase por ti sin tú hacer nada.
– No puedo hablar, pero amo y sueño. Vivo cada día como si fuera el último.
– El universo, la vida, sin Él no tiene sentido. Agradezco a Dios el nuevo día.

4 .- Recordarán estos versos de Miguel Ángel Buonarroti (+1564), las grandezas y miserias de su tiempo, y las de su propia vida. Hombre de fe, mas ya cansado, nos dirá lo que en sus adentros sentía:

«Llegado ha el curso de la vida mía,
con tempestuoso mar, en frágil barca,
al común puerto, donde se va a rendir
cuenta y razón de obras tristes o piadosas.
Así la apasionada fantasía
que del arte hizo mi ídolo y monarca
conozco ahora estar de error cargada
y lo que, mal su grado, busca el hombre.
Los amorosos pensamientos, alegres y vanos,
¿Qué harán si a dos muertes me aproximo?
De una estoy cierto, la otra me amenaza.
Ni pintar ni esculpir me dan sosiego
al alma, vuelta a aquel amor divino
que en la cruz a todos nos abraza.»

[Texto italiano en Comentario]

5 .- San Francisco de Asís pudo vivir este tema de la fragilidad con su propia ‘sabiduría’, la «Sabiduría de un pobre». Esto leí a propósito:

– «Que Dios es… Saber esto fue la sabiduría del pobre de Asís. Luego queda ya el silencio y el derrocharse todo a la vez, como esas florecillas que viven solo unos instantes, justo para alabar al Creador en su estallido de color. En su donación y renuncia Francisco llegó a la madurez del que ya nada espera sino sentarse a esperar el regalo de la muerte».

__

-Textos: cf. salmos 103 y 143; san Lucas c.11; carta Santiago c.1.

-Vean sobre el tema las reflexiones del Eclesiastés: «Hay un tiempo para nacer y un tiempo para morir».