Tiempo y eternidad


– Por este tiempo de verano me hicieron llegar para el blog unas notas sobre el tema de la duración de todo, del tiempo y la eternidad, sobre lo que importa de verdad y permanece, también sobre lo que pasa y se desmorona.

«Todos somos mortales, sabios y artistas, gobiernos e iglesias. Sin embargo el deseo de supervivencia es fuerte: los padres en los hijos, el artista en su arte, el político en sus logros. Religiones e iglesias con vocación de eternidad querrán facilitar el ‘viaje’ y asegurar el destino. Solo el bien y el amor permanecen. Todo lo demás: fe, Iglesia, imágenes, símbolos, todo pasará. Solo Dios basta y es necesario, fundamento y fin de todo, que llenará todo y será todo para todos sin nadie necesitar de más. De la pretensión de eternos e infalibles, los individuos, sistemas o instituciones, en qué quedará todo, ‘no quedará piedra sobre piedra’, casi seguro que todo quedará en nada.»

– Viene a la memoria y propósito el verso y canto de A. Machado, de Proverbios y cantares, en ‘Campos de Castilla’ (1912):

XXIX
Caminante, son tus huellas
el camino, y nada más;
caminante, no hay camino:
se hace camino al andar.
Al andar se hace camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante, no hay camino,
sino estelas en la mar.

XLIV
Todo pasa y todo queda;
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre la mar.

* Imagen: Niña en la playa, J. Sorolla, 1904.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.