Mafalda premiada

mafalda_mondo-b

QUINO, creador de Mafalda, fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2014.

«El dibujante argentino supo combinar la simplicidad del dibujo con la profundidad de su pensamiento. Mafalda percibe la complejidad del mundo desde sus ojos infantiles… Es inteligente e irónica, inconformista, contestataria y sensible, sueña con un mundo más justo y respetuoso con los derechos humanos. Su obra conlleva un enorme valor educativo».

– De nuestro blog para Quino y Mafalda, la más grande y cariñosa felicitación.
– Necesitaremos todavía un tanto de humor y mucha verdad, que curen viejas heridas y hagan más bonito y mejor este mundo nuestro.
– Siempre GRACIAS por ustedes dos y los lectores.

Pascua para todos

jueves-santo_carcel-roma-2
Hola, amigos. Por la pasada fiesta de la Pascua un colega nuestro hizo llegar al blog su apuesta de resurrección para todos. A ver qué les parece.

«Yo resucito, nos dice el Señor, si ellos resucitan.
Yo soy el enfermo, el pobre prisionero, el anciano olvidado, el niño hambriento.
Soy también la mujer maltratada y la prostituida, tan llenas de sufrimiento…
Soy el parado que ve cómo se le apaga la esperanza.
Hoy soy todos los que marchan de su país, muertos de hambre y de miedo, buscando poder vivir, buscando la ‘dignidad’ del trabajo y del ‘ganarse el pan’.
Yo soy el que sufre sin nadie que le comprenda.
Espero resucitar. Tengo que resucitar.
Pero les necesito. Yo resucitaré, si ellos resucitan.
Solo así será buena la Pascua… ¡Buena Pascua!»

– El Señor nos necesita. Estamos empeñados en vivir el presente en solidaridad, inquietos por un futuro mejor, más fraterno ya y para siempre.
– Conocerán la foto que les puse. El Papa Francisco está siendo el maestro bueno que nos reeduca a todos en la misericordia. Un Jueves santo en la prisión romana.
– Viéndonos a veces tan ciegos e insensibles, rezaremos así:

«Tú eres la luz, luz que te entregas;
tú ciegas los ojos del soberbio
y curas al pobre su ceguera.
Cristo Jesús, tú que trajiste
fuego a la entraña de la tierra,
guarda encendida nuestra lámpara
hasta la aurora de tu vuelta.»

El bien y la bondad, Russell Crowe

No hará mucho el actor Russell Crowe sorprendió a todos: “Santo Padre, nada me gustaría más que traerle la película”, escribió en Twitter ofreciendo al Papa Francisco un pase privado de “Noé”. El actor reconoce su debilidad por este Papa, “una fuerza que opera en favor del bien”.

?????????????????????????????

En su “Noé” será dura la lucha por el bien y la bondad. Así ve Crowe lo mejor de la vida, y así se imagina a Dios:

«No creo en la existencia de Dios como un tipo viejo y severo, que flota en una nube. Yo distingo entre espiritualidad y religión. La religión organizada ha sido responsable de cosas nefastas. Pero sí creo en la espiritualidad. Creo que Dios habita en el interior de todos nosotros. En la vida lo principal es la bondad y la generosidad. Son las dos virtudes centrales».

Russell Crowe explora todo y busca. No está bautizado ni sabe cómo ni dónde hacerlo. Tiene dos hijos que quiere bautizar. Confesó a su modo: “La verdad es que me encantaría ser bautizado por un hombre verdaderamente religioso al que quiero y respeto: el Papa Francisco”. Si el Papa conociera el deseo tal vez se haga realidad, mas sin fotógrafos.

(Leer más en el reportaje sobre ‘Russell Crowe’)

* Noah (Noé), Darren Aronofsky, USA, Marzo 2014

“Mi padre me dijo un día, si el hombre continúa de esa manera, el Creador destruirá este mundo.
– ¿No se puede evitar?
– El hombre corrompió este mundo y lo llenó de violencia. Nos matamos unos a otros, rompimos el mundo. Todo lo que era bello, todo lo que era bueno, lo destruimos…
– Él te eligió porque tú viste la maldad del hombre, y supo que sentirás compasión. Y descubrirás que también hay bondad.”

El silencio de Jesús

lit_pasionmujeres
Les hago llegar estas impresiones. En las fiestas ya pasadas de la Pascua y Semana santa, leyendo juntos la Pasión de San Mateo, rechinaron en nuestro interior esas piezas que parece no ajustan en el engranaje de la vida de Jesús de Nazaret:

: ¿Por qué no huyó ante la muerte inminente? “Después del beso de Judas, Jesús le dijo: Amigo, lo que vas a hacer, hazlo pronto”.
: ¿Por qué no se defendió con la fuerza? “Uno de los que estaban con Jesús sacó su espada y cortó una oreja al criado; Jesús le dijo: Guarda tu espada en su lugar”.
: ¿Por qué no se defendió ante Caifás? “El sumo sacerdote preguntó a Jesús: ¿Qué es esto que están diciendo contra ti? Pero Jesús se quedó callado”.
: ¿Por qué no se defendió ante Pilato? “Los jefes y los ancianos acusaron, Jesús no respondió. Pilato le preguntó: ¿No oyes lo que dicen contra ti? Pero Jesús guardó silencio”.

El silencio de Jesús, su actitud paciente frente a la burla, todavía hoy nos escandaliza. Con razón él dijo: “Todos perderán su fe en mí esta noche… Los discípulos dejaron solo a Jesús y huyeron”.

Mejor será no escandalizarnos de la Pasión del Señor, ni de tanto dolor injusto como hay en nuestro mundo. Ojalá pudiéramos con fe mirar y decir, como el romano testigo de la tragedia, “Verdaderamente, este hombre era Hijo de Dios”.

– ¿No será el silencio de Jesús su modo de disculpar tanta ofensa? ¿Será el silencio su más íntima oración, la palabra elocuente que nos salva? El silencio de Jesús de Nazaret fue entrega y perdón, misterio de amor.

García Márquez, sueños

Pasados ya unos días, traigo aquí en memoria y homenaje un texto de Gabriel García Márquez leído en otra ocasión en el blog, mas ahora mismo con doble cariño y reconocimiento. Descanse en paz, en nuestra estima siempre.

ch_Garciamarquez-c_1

Recordarán que García Márquez vistió en la ceremonia del Nobel 1982 una guayabera blanca y en la mano la rosa amarilla, símbolo de su Colombia. El Discurso de recepción fue a un tiempo lamento y canto de amor, “La soledad de América Latina”.

En aquella circunstancia el maestro formuló un sueño reparador, también ahora válido para todos nosotros como el mejor y último deseo suyo, por nuestra tierra todavía maltratada por tanta avaricia y violencia:

«El deseo de una nueva y arrasadora utopía de la vida, donde nadie pueda decidir por otros hasta la forma de morir, donde de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad, y donde las estirpes condenadas a cien años de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad sobre la tierra.»

* Ver en nuestro post ‘No esperes más’.