García Márquez, sueños

Pasados ya unos días, traigo aquí en memoria y homenaje un texto de Gabriel García Márquez leído en otra ocasión en el blog, mas ahora mismo con doble cariño y reconocimiento. Descanse en paz, en nuestra estima siempre.

ch_Garciamarquez-c_1

Recordarán que García Márquez vistió en la ceremonia del Nobel 1982 una guayabera blanca y en la mano la rosa amarilla, símbolo de su Colombia. El Discurso de recepción fue a un tiempo lamento y canto de amor, “La soledad de América Latina”.

En aquella circunstancia el maestro formuló un sueño reparador, también ahora válido para todos nosotros como el mejor y último deseo suyo, por nuestra tierra todavía maltratada por tanta avaricia y violencia:

«El deseo de una nueva y arrasadora utopía de la vida, donde nadie pueda decidir por otros hasta la forma de morir, donde de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad, y donde las estirpes condenadas a cien años de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad sobre la tierra.»

* Ver en nuestro post ‘No esperes más’.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s