La hospitalidad #2

Por el pasado Día Internacional del Migrante, las promotoras de la Campaña por la Hospitalidad presentaron un Manifiesto para Latinoamérica y el Caribe, reclamando que se cumplan los DDHH y los principios de protección internacional. Lo mismo vale para Europa y otras regiones de la tierra.

1534

Su Declaración apuesta decididamente por la hospitalidad como el camino para construir sociedades equitativas, sin exclusiones  ¡la hospitalidad rompe los muros de la hostilidad!

– Personas de nacionalidad SIRIA fueron interceptadas en Centroamérica y en la frontera con Texas. Prueba del alcance mundial de los conflictos y las crisis sociales en un mundo interconectado.
– La población de HAITÍ abandona un país cuya pobreza ha sido amplificada por el terremoto del 2010, llegando no sólo a República Dominicana, sino también a Ecuador, Brasil y Chile.
– En COLOMBIA los diálogos entre el Gobierno y las FARC alientan la esperanza de la paz, mas aún permanece la dinámica de desplazamientos forzados de la población hasta Ecuador, Perú y Chile.
– Un número creciente de CUBANOS emprenden el largo camino por tierra hacia Estados Unidos, empezando por Ecuador o Venezuela y pasando por Colombia y Centroamérica.
– Desde ÁFRICA, senegaleses y nigerianos están llegando al Cono Sur.

“La Campaña por la Hospitalidad insta a los Gobiernos a seguir los ejemplos de hospitalidad de la Sociedad Civil, como la red de 60 albergues para migrantes que recorre México, con medidas que reconozcan a los migrantes sujetos de derechos que contribuyen al desarrollo de nuestras sociedades, si están plenamente integrados.”

* Vean completo Texto Declaración

Creer en el cielo

lit-Solidaridad 62

– No me resigno a que Dios sea para siempre un Dios oculto del que no podamos conocer jamás su mirada, su ternura y sus abrazos. No me puedo hacer a la idea de no encontrarme nunca con Jesús.

Por la pasada fiesta de los Santos y los difuntos pude leer en el teólogo José A. Pagola su fe en la vida eterna, su apuesta sincera por la vida. Una luz que alumbra en la espera, un océano de amor y de esperanza. Una invitación a vivir con la puerta abierta y el corazón despierto, recibiendo al que llega y nos abraza, aunque esté tardando.

:: Creer en el cielo es para mí resistirme a aceptar que nuestra vida sea solo un paréntesis entre dos inmensos vacíos. Apoyándome en Jesús, presiento que Dios está llevando hacia su plenitud nuestro deseo de vida, de justicia y de paz, un deseo de la creación y de la humanidad.

:: Creer en el cielo es para mí rebelarme a que hombres, mujeres y niños, que conocieron en esta vida miseria, hambre y sufrimientos, queden enterrados para siempre en el olvido. Confiando en Jesús, creo en una vida donde ya no habrá pobreza ni más llanto, la verdadera patria.

:: Creer en el cielo es para mí acercarme con esperanza a personas enfermos crónicos, personas hundidas en la depresión y la angustia, cansadas de vivir y luchar. Siguiendo a Jesús, creo que un día conocerán lo que es vivir con paz y salud, “Ven, entra ya en el gozo de tu Señor”.

Instintos primarios

En una reflexión elemental sobre psicoanálisis y neurociencia, a propósito de la naturaleza de la conciencia humana, leí algo que iluminó el deseo de conocernos mejor y conocer más sobre lo que mueve o bloquea nuestro ser en libertad, sobre nuestros deseos y necesidades. Les diré que me llevó a recordar el interés de los llamados ‘pecados capitales’.

El prof. Panksepp, de Washington St. Univ, habló de los distintos ‘barrios’ o regiones de nuestro cerebro, donde habremos de lidiar con los diferentes y a veces contrapuestos impulsos y deseos. Más en concreto:

“Estos son los siete instintos primarios que se encuentran ahora mismo bien localizados en nuestra actividad cerebral: la curiosidad, la ira, el miedo, la lujuria, el juego, el duelo y la ansiedad.”

emociones_getty_b

  • Por mi parte incluiré entremezclados otros sentimientos y motivos, presentes en nuestras sociedades, como la venganza, el amor y la violencia, la avaricia y vanidad, el altruismo. A veces ocurre que el amor se transfigura en odio, o la venganza en compasión.

Freud ya intuyó dos impulsos biológicos, la agresividad y el sexo, como dos grandes avenidas que recorren nuestro cerebro. No estuvo descaminado, aunque le faltara mucho callejero por recorrer hasta llegar a la compleja naturaleza de nuestras más hondas necesidades.

  • Los discípulos mayores de Sg. Freud presentaron una visión más amplia de la persona y de su experiencia: la cultura, el arte, la religión y demás creaciones espirituales de la humanidad. . Algo más que biología.

__ __

-Jaak Panksepp (1943), biólogo que acuñó el término de ‘neurociencia afectiva’, la rama científica que estudia los mecanismos neuronales de las emociones.
-Dibujo: Emociones | Getty images.
-Vean nuestra entrada “Pecados capitales”.

La mirada de Dios | cómo rezar

– “Viendo los discípulos un día a Jesús orando, le preguntaron: Señor, enséñanos a orar. Dijo, cuando oren hablen así: Padre, santificado sea tu nombre, venga tu reino, danos el pan de cada día, perdónanos”, s.Lucas c.11.

¿Sabemos rezar? ¿A quién dirigirnos? ¿Cómo saber si alguien me espera, si me mira o escucha? Y así otras cuestiones parecidas sobre el encuentro y la relación con el ser supremo al que llamamos ‘Dios’.

Leí algunos modos de hacer que pondré aquí. No resuelven el enigma del encuentro con Dios, pero lo hacen verosímil y describen bien esa experiencia del creyente que deberá tener de místico, o sea, abierto a la presencia del misterio.

MilletAngelus-1859-2

A veces nos hacemos preguntas sobre la experiencia de Dios, o del sentido religioso de nuestra vida. Los maestros de vida espiritual dicen que si la persona busca conversar con Dios, tomará conciencia de la mutua presencia y de su amor.

= El Señor está ante mí en silencio y me mira, para escuchar y hablarme, caeré en la cuenta de su amor infinito por mí.
= Estar presente es llegar tal cual uno es. Cuando he llegado aquí, Dios está ya presente, esperándome.
= Dios siempre llega antes que yo, deseando contactar conmigo, como el mejor de mis amigos. Saludo y daré la bienvenida al Dios que me mira con amor.

Teresa de Ávila dijo: “Solo os pido que lo miréis, y que os dejéis mirar por Él”. Un ejercicio de espera paciente y de amor.
Teresa de Calcuta dirá: “Si te pones en la presencia de Dios en la oración y el silencio, Dios te hablará”. Difícil e interesante experiencia, el silencio interior y la escucha.

__ __

* Imagen: Jean-Fr. Millet, Angelus, 1860. En una carta escrita en 1865, Millet afirma: “El Angelus es un cuadro que hice pensando en cómo mi abuela, cuando trabajábamos en el campo, al escuchar el tañido de la campana, nos hacía interrumpir nuestro trabajo para rezar el Ángelus por los ‘pobres muertos’, piadosamente y con el sombrero en la mano”.

-Lean más del tema en “Cómo orar”, pdf, ebook de Nicodemo Martin.

Navidad en patera


+ JORNADA MUNDIAL DE LA PAZ +

navidad-de-la-patera22

Seis niños están entre las 18 personas que murieron el pasado jueves en la tarde de la Nochebuena, al volcar su barca mientras cruzaban el Mar Egeo hacia Lesbos.

– Escribe José Luis que trabaja en migraciones: “Estos días de la Navidad no he hecho más que poner ante mí fotografías de niños emigrantes, muertos o mediomuertos, ahogados en el mar…”

En efecto, el 30% de los refugiados e inmigrantes que ha muerto este año tratando de cruzar el Mediterráneo era niños, recuerden el caso del pequeño Aylan, y el 5% de ellos bebés de menos de dos años, según ha denunciado Unicef.

Hoy un llamado especial a la paz, a la acogida y solidaridad, al trabajo de cada un@ por sanar el origen de tanta herida y violencia. Esperamos un Año 2016 más valiente y mejor dispuesto con la humanidad malherida que todos compartimos.

LÁGRIMAS

Sus pequeños ojos
tan cansados,
sus lágrimas
y su mirada triste,
su corazón en pena,
sus manos cerradas
y su fría soledad,
su desamparo,
¡qué injusto niño tu dolor!

(Vean el tema en el grupo ‘entreParéntesis’)